¿Es razonable la prolongada jornada “laboral” de los niños?

¿Los niños y los jóvenes tienen que tener jornadas “laborales” o de trabajo más largas que las de los adultos?, ¿por qué?, ¿no es suficiente con que trabajen el mismo tiempo?.

¿Por qué obligamos profesores y padres a que nuestros hijos realicen tareas académicas los fines de semana?, ¿acaso nos llevamos nosotros el trabajo de la “oficina” a casa para realizarlo en nuestro tiempo de descanso sin tener algún tipo de incentivo?.

¿Por qué exigimos a los niños y jóvenes constancia y trabajo, y somos los padres y los profesores los que menos constancia y trabajo mostramos frecuentemente para enfrentar los problemas y los retos  que nos plantean las nuevas generaciones, abandonándoles al fracaso escolar?.

¿Por qué llamamos vagos, perezosos, etc. a los niños y jóvenes si no realizan tareas académicas fuera del centro durante más de 10 horas semanales?.

¿Por qué el profesorado pide a los estudiantes que realicen tareas fuera del centro sin coordinarse con el resto de profesores de un mismo curso, y sin tener en cuenta sus disponibilidades de tiempo?

¿Por qué los padres nos empeñamos en que nuestros hijos reciban cursos sobre cómo estudiar, etc. cuando el tiempo que disponen para ello fuera del centro representa solo un 10% de su jornada “laboral”?.

¿Por qué pasan más tiempo los estudiantes en los centros que sus profesores?

El profesorado de secundaria tiene una jornada de 37,5 horas semanales (aunque en los centros no es habitual que estén más de 30 horas). Los estudiantes tienen una jornada de 31 horas semanales en los centros, a las que hay que sumar unas 3 horas de media que dedican a actividades extraescolares, por lo que para realizar tareas (estudio, ejercicios, repaso, lecturas, etc.) que el profesorado les piden que realicen fuera del centro solo tienen 3,5 horas semanales (unos 45 minutos diarios).

Si a los profesores y a los padres la administración o la empresa para las que trabajamos nos exigieran la jornada laboral que nosotros les pedimos que hagan nuestros hijos, protestaríamos, haríamos quizás alguna huelga, y el malestar que ello nos generaría es posible que afectase a nuestro rendimiento y productividad en el trabajo.

El siguiente video muestra esta situación con bastante claridad:

(Si lo deseas puedes comentar el artículo, tus comentarios serán bienvenidos, y si quieres vincular el artículo a tu web o blog, puedes hacerlo sin ningún problema). Correo de contacto: fracasoacademico@gmail.com

Anuncios

3 comentarios el “¿Es razonable la prolongada jornada “laboral” de los niños?

  1. Todas esas preguntas me las he hecho yo, pero al final acabo arrastrado por la corriente general del éxito y el fracaso, de la competitividad y la apatía. ¿Qué pasa con los niños a los que le cuesta más asimilar la materia? ¿Además del mayor sufrimiento que les supone, les ogligamos a sufrir durante más tiempo que los demás? Sí, hay niños que sufren. Y además se frustan.
    Mi hija, por desgracia, está acabando su etapa escolar. Me temo que lo dejará este curso sin terminar 1º de bachillerato. Pero estamos muy hartos de chocar continuamente contra las rigideces de este sistema educativo.

    Bueno, os dejo con el pequeño cuento “Silvia y su amiga Linda”. Tiene mucho que ver con ésto. http://loscuentostontos.blogspot.com.es/2012/09/silvia-y-su-amiga-linda.html#cuento04

    Saludos,
    Cuentón

  2. Los profesores, además del trabajo en el centro, también se llevan “deberes” a casa, aunque no sea más que preparar las clases, exámenes, informes, así como corregir los ejercicios de sus alumnos. A esto se pueden añadir otras tareas (voluntarias); en mi caso de análisis de informes PISA, y otros, estadísticas (Eurostat y de tasas de idoneidad), elaboración de documentos TIC, que hacen que mi horario semanal sea mayor que el de la mayoría de mis alumnos, a los cuales sus padres les hacen la comida, las compras, la limpieza, etc. y hasta la cama.

    • ¿Por qué muchos profesores se llevan el trabajo a casa y no lo realizan en el centro, junto con sus compañeros, dentro de las 37,5 horas de su jornada laboral?, ¿hay algún impedimento?, ¿esto no contribuiría a mejorar la vida de los centros, los espacios para la comunicación y el trabajo con los otros profesores, las familias, los estudiantes…?. ¿Realmente llevarse el trabajo a casa es una buena práctica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s